visitantes


No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser junto a ti todo lo que soy.

22.8.10

Suspiró, lo hacía siempre antes de pintar, pero esta vez había otro motivo, el eterno motivo…
Ella tenía sueños, tenía esperanzas, pero eso no da de comer.
Suspiraba, porque suspirar es una forma de hablar con la vida, con un suspiro puedes darle las gracias por hacerte feliz, por darte un amor, por quitarte un problema…
o quejarte por tu tristeza, por tu soledad, por todos tus problemas…
Ella siempre suspiraba, le gustaba… pero esta vez no, esta vez suspiraba inconscientemente, miraba sus cuadros y solo veía figuras comerciales, modelos perfectas posando, malas decisiones, eso era lo que Ella veía, desde el momento en el que había dejado de pintar sueños, no la gustaban esas divas sin fama, ella quería pintar el mundo, figuras iguales que castigaban a todos aquellos que eran diferentes… quería pintar el mundo, gente diferente que intentaba ser igual… quería escapar, ser ella huir y ser feliz…